Frequently Asked Questions – Español

Obtenga respuestas a las preguntas habituales sobre el humo de tercera mano.

¿Tiene alguna pregunta sobre el humo de tercera mano pero no encuentra la respuesta aquí? Envíe un correo electrónico a contact@thirdhandsmoke.org

El humo de tercera mano son los residuos químicos procedentes del humo del tabaco. También se le llama "residuos del humo del cigarro" u "olor del humo del cigarro". Las sustancias químicas del humo de tercera mano son tóxicas para los seres humanos, sobre todo para los niños. El humo de tercera mano puede permanecer durante años en el polvo y en las superficies de la casa. También puede quedarse incrustado en las alfombras, muebles, ropa y materiales de construcción. Es difícil y costoso de eliminar.

El humo de tercera mano penetra profundamente en los materiales y no es sencillo eliminarlo de los sitios contaminados. Entre los materiales susceptibles a la contaminación por humo de tercera mano se incluyen alfombras, almohadas, tapicería, mobiliario, tablaroca, paneles de yeso, pisos y cielorrasos. Estos depósitos hacen que resulte muy difícil y costoso eliminar el daño causado por el humo de tercera mano.

Se han hecho algunos estudios para determinar cuáles son las mejores maneras de eliminar el humo de tercera mano. La evidencia aún es limitada, pero va en aumento. Esto es lo que sabemos actualmente sobre la limpieza y la eliminación del olor:

Limpieza doméstica común de superficies, pisos, juguetes, platos y cubiertos.

  • La limpieza doméstica frecuente y minuciosa puede reducir los residuos del humo de tercera mano que se han acumulado en las superficies y el polvo. Este proceso requiere la limpieza frecuente con una aspiradora que cuente con un filtro HEPA, así como la limpieza con paño, el lavado y el tallado periódico de superficies con soluciones limpiadoras ácidas (por ejemplo, vinagre blanco) y alcalinas (por ejemplo, limpiador Simple Green). Siempre sigas las instrucciones del fabricante sobre la dilución y el uso correctos de las soluciones limpiadoras.
  • Las prendas de vestir, cobijas, almohadas y los juguetes de tela contaminados con humo de tercera mano pueden lavarse en lavadora. Según qué tan contaminadas se encuentren las telas, puede ser necesario lavarlas varias veces.
  • Los platos, los cubiertos y los juguetes de plástico afectados por el humo de tercera mano pueden lavarse en una máquina lavaplatos. Según qué tan contaminados se encuentren los objetos, puede ser necesario lavarlos varias veces.
  • En los hogares hay muchas superficies ocultas que pueden contaminarse con humo de tercera mano, como ductos de calefacción y aire acondicionado (HVAC), la parte inferior de las mesas, el interior de los armarios, la parte posterior de los libreros, las paredes pintadas, los colchones, la tapicería y los clósets.  La limpieza de estos depósitos ocultos de humo de tercera mano puede reducir de manera importante la presencia de contaminantes del humo de tercera mano. 
  • Cuando no resulte posible limpiar los objetos contaminados, debe considerarse su reemplazo y desecho (por ejemplo, ductos de HVAC y colchones).


Precaución: a menos que se eliminen los depósitos ocultos de humo de tercera mano (por ejemplo, paredes, mobiliario, fondos para alfombras), estos depósitos volverán a emitir el humo de tercera mano y continuarán contaminando el polvo y las superficies del hogar.  

Paredes, cielorrasos y pisos profundamente contaminados

  • En ocasiones, los profesionales (por ejemplo, pintores y expertos en saneamiento) emplean fosfato trisódico (TSP, por sus siglas en inglés) para lidiar con los residuos persistentes de humo de tercera mano. Este método requiere el lavado y el tallado de todas y cada una de las superficies como puertas, pisos, cielorrasos, paredes, zócalos y duelas antes de aplicar los imprimadores y la pintura. El TSP es un producto químico peligroso y su aplicación segura requiere herramientas especializadas y equipo de protección personal. Actualmente aún no se comprende bien la eficacia a largo plazo de estos métodos de limpieza y depende de la severidad del daño causado por el humo de tercera mano. Este tipo de limpieza elimina los residuos acumulados en la superficies. Sin embargo, la limpieza con TSP no es suficiente para eliminar los residuos de humo de tercera mano que se han alojado en materiales como paneles de madera, tableros de madera aglomerada y paneles de yeso.
  • Después de la limpieza, en algunas ocasiones se usan imprimadores de pintura especiales (por ejemplo, a base de alcohol) antes de volver a pintar.  Los imprimadores y la pintura pueden atrapar residuos de humo de tercera mano sobre las paredes, pero aplicar pintura sobre una superficie expuesta no puede eliminar los contaminantes del humo de tercera mano. Sin embargo, sí podría eliminar temporalmente el olor a humo de tabaco rancio. Los informes de penetración de los residuos del humo de tercera humano a través de nuevas capas de pintura (es decir "transferencia" o "sangrado") sugieren que es poco probable que la aplicación de pintura sea una solución permanente al humo de tercera mano. Actualmente aún no se comprende bien la eficacia a corto y largo plazo de este enfoque.
  • Precaución: si las paredes, los techos y los pisos están profundamente contaminados con humo de tercera mano, es probable que los contaminantes hayan penetrado en la tablaroca y los paneles de los techos y hayan llegado a los ductos de servicios y el aislamiento de las paredes.  La eliminación de los contaminantes en el exterior de las paredes no elimina los contaminantes alojados en el material o detrás de la pared. 


La eliminación del olor de tabaco rancio NO significa que se hayan eliminado los contaminantes del humo de tercera mano.

  • La reducción del olor de humo de tercera mano no protege a las personas de la exposición. La percepción del olor es la manera en que detectamos los componentes químicos presentes en el aire. Algunas sustancias químicas peligrosas no tienen olor o incluso pueden tener un olor agradable, mientras que otras que no son dañinas en ocasiones tienen olores desagradables. Además, algunos contaminantes del humo de tercera mano no se encuentran en el aire, sino que permanecen en las superficies y el polvo.
  • Algunos enfoques para eliminar olores involucran engañar a nuestros sentidos cubriendo un olor desagradable con un fragancia placentera. Sin embargo, esta estrategia no elimina ningún contaminante del humo de tercera mano y pueden hacer que el ambiente sea aún más irritante, ya que se agregan nuevos componentes químicos al aire (por ejemplo, aerosoles florales).

Percepciones erróneas sobre la limpieza del humo de tercera mano

  • El humo de tabaco se esparce rápidamente a través de una habitación, a las habitaciones contiguas, a través del aire y ductos de servicios y hasta en los edificios en su totalidad.  El hecho de que el humo de tercera mano se note en una sola habitación no significa que otras habitaciones no estén también afectadas.
  • Cubrir el desagradable olor del humo de tabaco rancio con alguna fragancia no elimina el humo de tercera mano.
  • Los "neutralizadores de olores" pueden ser eficaces en lograr que ya no puedan percibirse olores desagradables. Pero no pueden eliminar los depósitos de humo de tercera mano que provocan esos olores.
  • Acabar con los cultivos orgánicos (por ejemplo, moho, hongos y plagas) y eliminarlos no afecta a los contaminantes químicos, como el humo de tercera mano. 
  • Los purificadores de aire que cuentan con filtros HEPA y reciben buen mantenimiento son eficaces para eliminar del aire las partículas peligrosas del humo de tercera mano. 
  • Sin embargo, no son eficaces para eliminar los compuestos químicos volátiles y semivolátiles que pueden desprenderse en forma de gases a partir de los depósitos de humo de tercera mano.  Para la eliminación de los compuestos químicos volátiles presentes en el aire se requieren purificadores de aire con filtros de carbón.
  • La eliminación de los contaminantes del humo de tercera mano presentes en el aire no los elimina de las superficies, los materiales internos ni del polvo.

¿Limpiar, reemplazar o remodelar?

La limpieza de los espacios interiores contaminados con humo de tercera mano puede resultar muy costosa.  Depende de qué tanto tiempo y la cantidad que hayan fumado los ocupantes anteriores y qué tanto humo de tercera mano se haya acumulado.  En algunos casos, lavar y limpiar con paño las superficies y reemplazar las alfombras y el mobiliario podría ser suficiente.  Si se ha usado tabaco repetidamente en un espacio interior a lo largo de periodos prolongados, se habrán alojado grandes depósitos de sustancias químicas del humo de tercera mano en los materiales de construcción (por ejemplo, tablarroca, materiales de aislamiento, etc.), además de adherirse a las superficies. En este caso, será necesario reemplazar completamente los materiales de construcción y podría requerirse una renovación total.

Actualizado en junio de 2022

Fuentes:

Ask This Old House. Understanding Thirdhand Smoke. Home Safety Videos. Retrieved from: https://www.thisoldhouse.com/home-safety/21249597/understanding-thirdhand-smoke

Bahl V, Jacob P, 3rd, Havel C, Schick SF, Talbot P. Thirdhand cigarette smoke: factors affecting exposure and remediation. PloS one. 2014;9(10):e108258. doi: 10.1371/journal.pone.0108258. PubMed PMID: 25286392; PMCID: 4186756.

Matt GE, Quintana PJE, Hoh E, Zakarian JM, Dodder NG, Record RA, Hovell MF, Mahabee-Gittens EM, Padilla S, Markman L, Watanabe K, Novotny TE. Remediating Thirdhand Smoke Pollution in Multiunit Housing: Temporary Reductions and the Challenges of Persistent Reservoirs. Nicotine Tob Res. 2021;23(2):364-72. Epub 2020/08/18. doi: 10.1093/ntr/ntaa151. PubMed PMID: 32803265; PMCID: PMC7822102.

Matt GE, Hoh E, Quintana PJE, Zakarian JM, Arceo J. Cotton pillows: A novel field method for assessment of thirdhand smoke pollution. Environ Res. 2019;168:206-10. Epub 2018/10/15. doi: 10.1016/j.envres.2018.09.025. PubMed PMID: 30317105.

Matt GE, Quintana PJ, Zakarian JM, Fortmann AL, Chatfield DA, Hoh E, Uribe AM, Hovell MF. When smokers move out and non-smokers move in: residential thirdhand smoke pollution and exposure. Tob Control. 2011;20(1):e1. doi: 10.1136/tc.2010.037382. PubMed PMID: 21037269; PMCID: 3666918.

Sleiman M, Destaillats H, Smith JD, Liu C, Ahmed M, Wilson KR Gundel LA. Secondary organic aerosol formation from ozone-initiated reactions with nicotine and secondhand tobacco smoke. Atmos Env. 2010; 44:4191-4198.

El humo de tercera mano son los residuos químicos procedentes del humo del tabaco. También se le llama "residuos del humo del cigarro" u "olor del humo del cigarro". Las sustancias químicas del humo de tercera mano son tóxicas para los seres humanos, sobre todo para los niños. El humo de tercera mano puede permanecer durante años en el polvo y en las superficies de la casa. También puede quedarse incrustado en las alfombras, muebles, ropa y materiales de construcción. Es difícil y costoso de eliminar.

Aunque el humo presente en el aire parece desaparecer después de que alguien fuma, el humo de tercera mano permanece en las superficies, el polvo y en los objetos. Con el paso del tiempo, el humo de tercera mano se aloja en los materiales y puede adherirse prácticamente en cualquier superficie interior, incluidas las paredes, alfombras, ventanas y puertas. El humo de tercera mano también puede adherirse en objetos de uso común, como mobiliario, libros, juguetes, vajillas, cubiertos, cortinas, cobijas y almohadas. También puede adherirse a la piel, el cabello y las prendas de vestir. En un espacio en el que se haya fumado tabaco regularmente durante años, es probable que el humo de tercera mano contamine todas las superficies y los objetos presentes. Esto incluye superficies ocultas que por lo general no podamos ver, como la parte inferior de las mesas, el interior de clósets y cajones, el material esponjoso que se encuentra debajo de las alfombras, los tableros de paredes y los materiales de aislamiento doméstico. Algunas superficies, como los tableros de yeso, las alfombras y las almohadas, actúan como esponjas que absorben agua y almacenan las sustancias químicas del humo de tercera mano. Así como el agua se evapora de una esponja mojada, estas sustancias químicas pueden liberarse más tarde hacia el aire y transferirse por contacto, lo cual conduce a una exposición nociva mucho después de que se haya fumado tabaco. El humo de tercera mano también puede transferirse de un sitio a otro; por ejemplo, cuando el mobiliario se lleva de una casa en la que se haya fumado a otra casa o cuando una persona entra a un espacio en el que no se permite fumar después de haber salido a fumar.

Actualizado en julio de 2022

Fuentes:

Matt GE, Hoh E, Quintana PJE, Zakarian JM, Arceo J. Cotton pillows: A novel field method for assessment of thirdhand smoke pollution. Environ Res. 2019;168:206-10

Matt, G. E., Quintana, P. J., Hovell, M. F., Chatfield, D., Ma, D. S., Romero, R., & Uribe, A. (2008). Residual tobacco smoke pollution in used cars for sale: air, dust, and surfaces. Nicotine Tob Res, 10(9), 1467-1475. doi:10.1080/14622200802279898.

Matt GE, Quintana PJE, Zakarian JM, Hoh E, Hovell MF, Mahabee-Gittens M, Watanabe K, Datuin K, Vue C, Chatfield DA. When smokers quit: exposure to nicotine and carcinogens persists from thirdhand smoke pollution. Tob Control. 2016;26(5):548-556. doi: 10.1136/tobaccocontrol-2016-053119.

Schick SF, Farraro KF, Perrino C, Sleiman M, van de Vossenberg G, Trinh MP, Hammond SK, Jenkins BM, Balmes J. Thirdhand cigarette smoke in an experimental chamber: evidence of surface deposition of nicotine, nitrosamines and polycyclic aromatic hydrocarbons and de novo formation of NNK. Tob Control. 2014;23(2):152-9.

El humo de tercera mano son los residuos químicos procedentes del humo del tabaco. También se le llama "residuos del humo del cigarro" u "olor del humo del cigarro". Las sustancias químicas del humo de tercera mano son tóxicas para los seres humanos, sobre todo para los niños. El humo de tercera mano puede permanecer durante años en el polvo y en las superficies de la casa. También puede quedarse incrustado en las alfombras, muebles, ropa y materiales de construcción. Es difícil y costoso de eliminar.

¿Alguna vez ha entrado en una habitación y ha olido olor de cigarro? ¿O quizás lo olió cuando alguien pasó a su lado?  El olor del cigarro, incluso cuando nadie está fumando, es una señal de humo de tercera mano. A medida que inhalamos, los receptores olfativos en nuestra nariz reconocen las sustancias químicas del humo de tercera mano y activan una señal en nuestro cerebro que nos permite reconocer el olor del cigarro.

Cuando olemos humo de tabaco, significa que se han liberado contaminantes de humo de tercera mano en el aire procedentes de los lugares en los que se ha acumulado. A medida que respiramos este aire contaminado, absorbemos los contaminantes del humo de tercera mano en el cuerpo. Los contaminantes del humo de tercera mano contienen sustancias químicas que pueden irritar muchos órganos en el cuerpo (incluida la nariz, la garganta, los pulmones, el hígado y la piel), causar inflamación, dañar el funcionamiento normal de las células, dañar el ADN y provocar cáncer en los seres humanos.

Incluso si no podemos oler el humo del cigarro, el humo de tercera mano puede estar presente. Nuestro sentido del olfato es un buen sistema de alerta, pero solo somos capaces de oler un olor si la cantidad de sustancias químicas está por encima del nivel que nuestra nariz puede detectar. Puede que no seamos capaces de oler el humo de tercera mano por debajo de este nivel, pero eso no significa que no haya humo tóxico de tercera mano presente. Para complicar más las cosas, algunas de las sustancias químicas en el humo de tercera mano son inodoras, no las podemos oler sin importar el nivel presente.

Aunque el olor del humo del cigarro puede ser un buen indicador del humo de tercera mano, podemos estar expuestos a estas sustancias químicas dañinas incluso si no las podemos detectar.

Actualización: septiembre de 2022

Fuentes:

Hang B, Wang P, Zhao Y, Sarker A, Chenna A, Xia Y, Snijders AM, Mao JH. Adverse health effects of thirdhand smoke: From cell to animal models. Int J Mol Sci. 2017 Apr 28;18(5). pii: E932.

Martins-Green M, Adhami N, Frankos M, Valdez M, Goodwin B, Lyubovitsky J, Dhall S, Garcia M, Egiebor I, Martinez B, Green HW, Havel C, Yu L, Liles S, Matt  G, Destaillats HSleiman MGundel LA, Benowitz N, Jacob III P, Hovell M, J.P. Winickoff, M. Curras-Collazo. Cigarette smoke toxins deposited on surfaces: Implications for human health. PLoS One. 2014:9:1:e86391.

Matt GE, Quintana PJE, Zakarian JM, Hoh E, Hovell MF, Mahabee-Gittens M, Watanabe K, Datuin K, Vue C, Chatfield DA. When smokers quit: exposure to nicotine and carcinogens persists from thirdhand smoke pollution. Tob Control. 2016; 26(5):548-556.

Matt GE, Quintana PJ, Zakarian JM, Fortmann AL, Chatfield DA, Hoh E, Uribe AM, Hovell MF. When smokers move out and non-smokers move in: residential thirdhand smoke pollution and exposure. Tob Control. 2011;20(1):e1.

Pozuelos G, Kagda M, Schick S, Girke T, Volz DC, Talbot P. Acute exposure to thirdhand smoke leads to rapid changes in the human nasal epithelial transcriptome. JAMA Network Open. 2019. 2(6):e196362. doi:10.1001/jamanetworkopen.2019.6362

¿Qué es el humo de tercera mano?

 

La respuesta breve:

El humo de tercera mano consiste en los residuos químicos que deja el humo de segunda mano y permanecen durante meses en el polvo y en las superficies de los hogares. También pueden alojarse en alfombras, mobiliario, telas y materiales de construcción, convirtiéndolos en depósitos de contaminantes. También conocida como "residuos del humo de tabaco" o "humo de tabaco rancio", la mezcla de contaminantes del humo de tercera mano es tóxica para los seres humanos, en particular para los niños.

La respuesta amplia:

El humo de tercera mano consiste en los residuos químicos que persisten después de que el humo de tabaco de segunda mano ha desaparecido del aire. El humo de segunda mano es una combinación del humo indirecto de un cigarrillo y el humo directo exhalado por los fumadores. En sentido estricto, el humo de tercera mano no es humo, sino una mezcla de sustancias químicas tóxicas que se adhiere a las superficies y se aloja en los materiales, como alfombras, paredes, mobiliarios, cobijas y juguetes y que después puede volver a emitirse al aire y acumularse en el polvo doméstico. El humo de tercera mano puede permanecer en interiores durante años. Las personas pueden quedar expuestas al humo de tercera mano al tocar superficies contaminadas (absorción a través de la piel), al llevarse a la boca objetos contaminados o por el polvo que llega a su boca, o por la aspiración de aire contaminado y los componentes del humo de tercera mano que nuevamente se encuentran suspendidos en el aire.

El Secretario de Sanidad de EE. UU. ha concluido que no existe un nivel seguro de exposición al humo de tabaco. La Junta de Recursos del Aire de California ha clasificado al humo de segunda mano como contaminante tóxico del aire. Puesto que el humo de segunda mano conduce al humo de tercera mano, no es de sorprender que numerosos componentes del humo de segunda mano también se encuentren en el humo de tercera mano, como agentes carcinógenos para los humanos y sustancias tóxicas para la reproducción y el desarrollo (según la definición de la Propuesta 65 de California y el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer). Algunas sustancias químicas del humo de tercera mano no se encuentren en el humo de tabaco recién emitido, ya que son resultado de la transformación química de los componentes del humo de tabaco en el ambiente.

Actualizado en julio de 2022

Fuentes:

Matt, G. E., P. J. Quintana, H. Destaillats, L. A. Gundel, M. Sleiman, B. C. Singer, P. Jacob, N. Benowitz, J. P. Winickoff, V. Rehan, P. Talbot, S. Schick, J. Samet, Y. Wang, B. Hang, M. Martins-Green, J. F. Pankow, and M. F. Hovell. 2011. “Thirdhand tobacco smoke: emerging evidence and arguments for a multidisciplinary research agenda.”  Environ Health Perspect 119 (9):1218-26. doi: 10.1289/ehp.1103500.

Jacob, P., 3rd, N. L. Benowitz, H. Destaillats, L. Gundel, B. Hang, M. Martins-Green, G. E. Matt, P. J. Quintana, J. M. Samet, S. F. Schick, P. Talbot, N. J. Aquilina, M. F. Hovell, J. H. Mao, and T. P. Whitehead. 2017. “Thirdhand Smoke: New Evidence, Challenges, and Future Directions.”  Chem Res Toxicol 30 (1):270-294. doi: 10.1021/acs.chemrestox.6b00343.

Sleiman M, Destaillats H, Smith JD, Liu C, Ahmed M, Wilson KR Gundel LA. Secondary organic aerosol formation from ozone-initiated reactions with nicotine and secondhand
tobacco smoke. Atmos Env. 2010; 44:4191-4198.

California Environmental Protection Agency, Air Resources Board, Office of Environmental Health Hazard Assessment. Technical support document for the “Proposed Identification of Environmental Tobacco Smoke as a Toxic Air Contaminant, Part A. http://www.arb.ca.gov/regact/ets2006/ets2006.htm

U.S. Department of Health and Human Services. 2006. The Health Consequences of Involuntary Exposure to Tobacco Smoke: A Report of the Surgeon General. Available: http://www.surgeongeneral.gov/library/secondhandsmoke/

State of California, Environmental Protection Agency. Chemicals Known to the State to Cause Cancer or Reproductive Toxicity. Office of Environmental Health Hazard Assessment. February 25, 2022. https://oehha.ca.gov/proposition-65/proposition-65-list



El humo de tercera mano son los residuos químicos procedentes del humo del tabaco. También se le llama "residuos del humo del cigarro" u "olor del humo del cigarro". Las sustancias químicas del humo de tercera mano son tóxicas para los seres humanos, sobre todo para los niños. El humo de tercera mano puede permanecer durante años en el polvo y en las superficies de la casa. También puede quedarse incrustado en las alfombras, muebles, ropa y materiales de construcción. Es difícil y costoso de eliminar.

El humo se segunda mano contiene miles de sustancias químicas en forma de gases o partículas muy pequeñas y pegajosas. Se sabe que muchos de estos contaminantes causan cáncer y enfermedades cardíacas, así como que dañan los pulmones y la salud reproductiva.  El humo de tercera mano contiene un subgrupo de estas partículas y gases que pueden permanecer durante años en alfombras, paredes, mobiliario y otros objetos y materiales.

Las personas y las mascotas entran en contacto con el humo de tercera mano cuando su piel toca una superficie en la que se ha acumulado humo de tercera mano. Las personas pueden aspirar los contaminantes de los gases y las partículas del humo de tercera mano que se encuentran en el aire o al ingerir residuos del humo de tercera mano a partir de objetos que se llevan a la boca.

Cinco líneas de investigación principales demuestran el efecto de la exposición al humo de tercera humano en la salud humana.

1) Investigación sobre los efectos de las sustancia químicas encontradas en el humo de tercera mano:

El humo de tercera mano contiene algunas de las mismas sustancias químicas tóxicas que el humo de primera y de segunda mano, incluidas nitrosaminas específicas del tabaco, hidrocarburos aromáticos policíclicos, metales pesados, nicotelina y partículas ultrafinas con diámetro promedio de <0.10 µm. Existe una abrumadora evidencia de que la exposición a esta mezcla de sustancias químicas y partículas ultrafinas tóxicas es nociva para la salud humana.  Algunas de estas sustancias químicas están incluidas en la lista del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la OMS (https://monographs.iarc.who.int/).   La ley de California exige que más de 25 de los contaminantes encontrados en el humo de tercera mano se incluyan en la lista de la Propuesta 65, ya que se sabe que causan cáncer, defectos congénitos y otros daños reproductivos (https://oehha.ca.gov/proposition-65).


2) Investigación sobre el efecto de la exposición al humo de tercera mano sobre las células humanas bajo condiciones de laboratorio controladas:

Los estudios sobre células humanas muestran que la exposición al humo de tercera mano puede dañar directamente el ADN (por ejemplo, fracturas de cadenas de ADN), el material genético que se encuentra en casi todas las células del cuerpo humano que contienen las instrucciones que nuestras células necesitan para desarrollarse, funcionar, crecer y reproducirse.  El humo de tercera mano causa estrés oxidativo en las células humanas, que interfiere con su funcionamiento normal y los mecanismos de reparación.  En presencia de las sustancias químicas del humo de tercera mano, la capacidad de las células humanas para regenerarse y repararse por sí solas se ve perjudicada.

3) Investigación sobre la presencia de humo de tercera mano y la exposición humana al humo de tercera mano en condiciones de campo de la vida real:

La presencia y la persistencia del humo de tercera mano han quedado demostradas en muchos ambientes distintos en los que no se permite fumar. Estos incluyen: hogares unifamiliares, unidades habitacionales de bajos ingresos, condominios de lujo, hogares de no fumadores con prohibición de fumar, hogares de fumadores después de que han dejado de fumar, hogares después de que los fumadores se han mudado, habitaciones de hotel en las que no se permite fumar, sitios públicos y transporte público. Se ha demostrado que las personas que viven en estos espacios están expuestas a los componentes tóxicos del humo de tercera mano. La evidencia de la exposición se basa en la presencia de biomarcadores del humo de tercera mano en la orina, la sangre y la saliva.  Se ha demostrado que los recién nacidos, los bebés, los niños y los adultos que no fuman que viven en espacios contaminados con humo de tercera mano tienen agente tóxicos del humo de tercera mano en su cuerpo.

4) Investigación sobre el efecto de la exposición al humo de tercera mano animales bajo condiciones de laboratorio controladas:

En 1953 se realizó uno de los primero estudios del humo de tercera mano en animales y demostró que los ratones desarrollaron cáncer de piel cuando se les aplicaron residuos de humo de tercera humano en la piel. Un estudio más reciente demostró que los ratones expuestos al humo de tercera mano a través del material utilizado para sus lechos tuvieron los siguientes síntomas:

  • lenta recuperación de heridas
  • inflamación en los pulmones
  • niveles elevados de grasa en el hígado
  • niveles elevados de azúcar en la sangre
  • mayor formación de coágulos sanguíneos
  • conducta hiperactiva
  • pobre ganancia de peso después del nacimiento
  • niveles elevados de colesterol LDL ("malo") y niveles bajos de colesterol HDL ("bueno")

     

5) Investigación realizada en humanos en condiciones de laboratorio y condiciones de campo de la vida real:

Investigadores de la Universidad de California en San Francisco estudiaron los efectos de la exposición al humo de tercera humano en voluntarios humanos saludables no fumadores en condiciones de laboratorio. Establecieron que después de tan solo tres horas después de la exposición al humo de tercera mano hubo daños en las células pulmonares de los participantes.

Investigadores del Hospital Infantil de Cincinnati y de la Universidad Estatal de San Diego encontraron que los niños expuestos al humo de tercera mano tuvieron mayor probabilidad de que se les diagnosticara enfermedad pulmonar, enfermedades infecciosas virales o de otro tipo, así como de infecciones bacterianas.

Resumen

La evidencia de los experimentos de laboratorio en células humanas y en animales, los estudios controlados en seres humanos saludables y los estudios en condiciones de la vida real de la comunidad demuestran que el humo de tercera mano

  • contiene sustancias químicas que son tóxicas para los seres humanos
  • que persisten en el ambiente
  • y pueden causar daños en múltiples sistemas orgánicos del cuerpo humano.


Actualizado en septiembre de 2022


Fuentes:

 

Hang B, Wang P, Zhao Y, Sarker A, Chenna A, Xia Y, Snijders AM, Mao JH. Adverse health effects of thirdhand smoke: From cell to animal models. Int J Mol Sci. 2017;18(5). pii: E932. doi: 10.3390/ijms18050932.

Jacob P 3rd, Benowitz NL, Destaillats H, Gundel L, Hang B, Martins-Green M, Matt GE, Quintana PJ, Samet JM, Schick SF, Talbot P, Aquilina NJ, Hovell MF, Mao JH, Whitehead TP. Thirdhand Smoke: New Evidence, Challenges, and Future Directions. Chem Res Toxcicol. 2017;30(1):270-294. doi: 10.1021/acs.chemrestox.6b00343. Epub 2016 Dec.

Martins-Green M, Adhami N, Frankos M, Valdez M, Goodwin B, Lyubovitsky J, Dhall S, Garcia M, Egiebor I, Martinez B, Green HW, Havel C, Yu L, Liles S, Matt  G, Destaillats HSleiman MGundel LA, Benowitz N, Jacob III P, Hovell M, J.P. Winickoff, M. Curras-Collazo. Cigarette smoke toxins deposited on surfaces: Implications for human health. PLoS One. 2014:9:1:e86391.

Mahabee-Gittens EM, Merianos AL, Jandarov RA, Quintana PJE, Hoh E, Matt GE. Differential associations of hand nicotine and urinary cotinine with children’s exposure to tobacco smoke and clinical outcomes. Environ Res. 2021 Nov;202:111722. doi: 10.1016/j.envres.2021.111722. Epub 2021 Jul 21. PMID: 34297932; PMCID: PMC8578289.

Matt GE, Quintana PJ, Zakarian JM, Fortmann AL, Chatfield DA, Hoh E, Uribe AM, Hovell MF. When smokers move out and non-smokers move in: Residential thirdhand smoke pollution and exposure. Tob Control. 2011;20(1):e1.

Matt GE, Quintana PJE, Zakarian JM, Hoh E, Hovell MF, Mahabee-Gittens M, Watanabe K, Datuin K, Vue C, Chatfield DA. When smokers quit: Exposure to nicotine and carcinogens persists from thirdhand smoke pollution. Tob Control. 2017;26(5):548-556.

Matt GE, Quintana PJ, Fortmann AL, Zakarian JM, Galaviz VE, Chatfield DA, Hoh E, Hovell MF, Winston C. Thirdhand smoke and exposure in California hotels: Non-smoking rooms fail to protect non-smoking hotel guests from tobacco smoke exposure. Tob Control. 2014;23(3):264-72.

Matt GE, Quintana PJE, Hoh E, Zakarian JM, Chowdhury Z, Hovell MF, Jacob P, Watanabe K, Theweny TS, Flores V, Nguyen A, Dhaliwal N, Hayward G. A Casino goes smoke free: A longitudinal study of secondhand and thirdhand smoke pollution and exposure. Tob Control. 2018. Epub 2018/02/14.

Matt GE, Fortmann AL, Quintana PJ, Zakarian JM, Romero RA, Chatfield DA, Hoh E, Hovell MF. Towards smoke-free rental cars: An evaluation of voluntary smoking restrictions in California. Tob Control. 2013;22(3):201-207.

Matt GE, Quintana PJ, Hovell MF, Chatfield D, Ma DS, Romero R, Uribe A. Residual tobacco smoke pollution in used cars for sale: Air, dust, and surfaces. Nicotine Tob Res. 2008;10(9):1467-1475.

Pozuelos G, Kagda M, Schick S, Girke T, Volz DC, Talbot P. Acute exposure to thirdhand smoke leads to rapid changes in the human nasal epithelial transcriptome. JAMA Network Open. 2019. 2(6):e196362. doi:10.1001/jamanetworkopen.2019.6362

Wynder EL, Graham EA, Croninger AB. 1953. Experimental production of carcinoma with cigarette tar. Cancer Res. 13, 855-64.

El humo de tercera mano son los residuos químicos procedentes del humo del tabaco. También se le llama "residuos del humo del cigarro" u "olor del humo del cigarro". Las sustancias químicas del humo de tercera mano son tóxicas para los seres humanos, sobre todo para los niños. El humo de tercera mano puede permanecer durante años en el polvo y en las superficies de la casa. También puede quedarse incrustado en las alfombras, muebles, ropa y materiales de construcción. Es difícil y costoso de eliminar.

Los cigarrillos no son la única fuente de humo de tercera mano. Cualquier producto de tabaco, incluidos los cigarrillos, puros, puritos, pipas, cigarrillos electrónicos, pipas de agua (en ocasiones llamadas hookahs o shishas), productos solubles y productos de tabaco sin humo, como el tabaco para mascar o molido, pueden ser fuentes de humo de tercera mano. 

Los productos de tabaco se fabrican a partir de las hojas de la planta del tabaco. Algunas sustancias químicas del humo de tabaco existen de manera natural en la planta del tabaco, mientras que otras se agregan o se crean durante el proceso de fabricación e incluso algunas otras se forman cuando el tabaco se quema.

Todos los productos de tabaco pueden dejar residuos químicos. Los científicos frecuentemente analisan los residuos tóxicos de los productos de tabaco que se queman, como cigarrillos, puros, pipas y hookahs. Sin embargo, incluso los productos de tabaco que no se queman están relacionados con el humo de tercera mano. En un estudio se halló evidencia de que el humo de tercera mano proveniente del vapeo (vapores de los cigarrillos electrónicos) estaba relacionado con problemas de desarrollo, cuando ratones infantiles fuero expuestos a eso. Se han encontrado mayores niveles de humo de tercera mano en espacios interiores en los que los residentes usaron tabaco sin humo, cigarrillos electrónicos y marihuana. 

Actualizado en agosto de 2022

Fuentes:

Chen, H., Li, G., Allam, V. S. R. R., Wang, B., Chan, Y. L., Scarfo, C., Ueland, M., Shimmon, R., Fu, S., Foster, P., & Oliver, B. G. (2020). Evidence from a mouse model on the dangers of thirdhand electronic cigarette exposure during early life. ERJ Open Research, 6(2), 00022–02020. https://doi.org/10.1183/23120541.00022-2020.

Goniewicz ML, Lee L. Electronic cigarettes are a source of thirdhand exposure to nicotine. Nicotine Tob Res. 2015; 17(2):256-258. Published online 2014 August 30. 

Jacob P 3rd, Benowitz NL, Destaillats H, Gundel L, Hang B, Martins-Green M, Matt GE, Quintana PJ, Samet JM, Schick SF, Talbot P, Aquilina NJ, Hovell MF, Mao JH, Whitehead TP. Thirdhand Smoke: New Evidence, Challenges, and Future Directions. Chem Res Toxicol. 2017;30(1), 270-294.  

Marcham CL, Floyd EL, Wood BL, Arnold S, & Johnson DL. (2019). E-cigarette nicotine deposition and persistence on glass and cotton surfaces. Journal of occupational and environmental hygiene, 16(5), 349–354. https://doi.org/10.1080/15459624.2019.1581366

Sempio C, Lindley E, Klawitter J, Christians U, Bowler RP, Adgate JL, Allshouse W, Awdziejczyk L, Fischer S, Bainbridge J, Vandyke M, Netsanet R, Crume T, Kinney GL. Surface detection of THC attributable to vaporizer use in the indoor environment. Sci Rep. 2019; 9(1):18587. doi: 10.1038/s41598-019-55151-5.

Son Y, Giovenco DP, Delnevo C, Khlystov A, Samburova V, Meng Q. Indoor air quality and passive e-cigarette aerosol exposures in vape-shops [published online ahead of print, 2020 May 23]. Nicotine Tob Res. 2020;ntaa094. doi:10.1093/ntr/ntaa094

Yeh, K., Li, L., Wania, F., & Abbatt, J. P. (2022). Thirdhand smoke from tobacco, e-cigarettes, cannabis, methamphetamine and cocaine: Partitioning, reactive fate, and human exposure in indoor environments. Environment International, 160, 107063. https://doi.org/10.1016/j.envint.2021.107063

El humo de tercera mano son los residuos químicos procedentes del humo del tabaco. También se le llama "residuos del humo del cigarro" u "olor del humo del cigarro". Las sustancias químicas del humo de tercera mano son tóxicas para los seres humanos, sobre todo para los niños. El humo de tercera mano puede permanecer durante años en el polvo y en las superficies de la casa. También puede quedarse incrustado en las alfombras, muebles, ropa y materiales de construcción. Es difícil y costoso de eliminar.

Existen distintas maneras en las que las personas pueden quedar expuestas al humo de tercera mano:

A través del tacto

Las personas pueden quedar expuestas al humo de tercera mano cuando la piel entra en contacto con una superficie contaminada. Tales superficies pueden ser el volante de un auto, prendas de vestir, cobijas, mesas, juguetes o sillas. A partir de una superficie contaminada, las sustancias químicas del humo de tercera mano pueden adherirse a la piel, llegar al torrente sanguíneo y circular por el cuerpo, donde pueden dañar el ADN, el sistema inmunitario y el sistema cardiovascular. Si piensa que ha tocado superficies contaminadas con humo de tercera mano, lávese las manos inmediatamente.

A través de la respiración 

Es posible aspirar las sustancias químicas y partículas del humo de tercera mano suspendidas en el aire. El humo de tercera mano puede liberarse a partir de prendas de vestir, mobiliario, alfombras, paredes o almohadas. Cuando ocurre esta liberación química, en ocasiones podemos percibir el olor de humo de tabaco rancio, pero no siempre es así. Cuando usted huele humo de tabaco rancio, no se trata solo de un mal olor. Es una mezcla de sustancias químicas tóxicas que entran en su cuerpo a través de los pulmones.

A través de la boca

Las personas pueden tragar humo de tercera mano cuando se llevan a la boca objetos contaminados con humo de tercera mano (por ejemplo, juguetes, vasos, utensilios o los dedos). Los niños pequeños tienen un mayor riesgo de tragar humo de tercera mano, ya que se llevan muchos objetos a la boca, en particular cuando están en la dentición.

Actualizado en agosto de 2022.

Fuentes:

Matt GE, Merianos AL, Quintana PJE, Hoh E, Dodder NG, Mahabee-Gittens EM. Prevalence and Income-Related Disparities in Thirdhand Smoke Exposure to Children. JAMA Netw Open. 2022;5(2):e2147184. doi:10.1001/jamanetworkopen.2021.47184.

Matt GE, Quintana PJ, Zakarian JM, Fortmann AL, Chatfield DA, Hoh E., et al. When smokers move out and non-smokers move in: residential thirdhand smoke pollution and exposure. Tob. Control. 2011; 20. e1 10.1136/tc.2010.037382.

Jacob P, Benowitz NL 3rd, Destaillats H, Gundel L, Hang B, Martins-Green M, et al. Thirdhand smoke: new evidence, challenges, and future directions. Chem. Res. Toxicol. 2017; 30:270–294. 10.1021/acs.chemrestox.6b00343.

Tang X, Benowitz N, Gundel L, Hang B, Havel CM, Hoh E, Jacob P, Mao Jian-Hua, Martins-Green Manuela, Matt GE, Quintana PJ, Russell M, Sarker Altaf, Schick S, Snijders A, and Destaillats H. Thirdhand Exposures to Tobacco-Specific Nitrosamines through Inhalation, Dust Ingestion, Dermal Uptake, and Epidermal Chemistry. Environ. Sci. Technol. 2022; https://doi.org/10.1021/acs.est.2c02559.

El humo de tercera mano son los residuos químicos procedentes del humo del tabaco. También se le llama "residuos del humo del cigarro" u "olor del humo del cigarro". Las sustancias químicas del humo de tercera mano son tóxicas para los seres humanos, sobre todo para los niños. El humo de tercera mano puede permanecer durante años en el polvo y en las superficies de la casa. También puede quedarse incrustado en las alfombras, muebles, ropa y materiales de construcción. Es difícil y costoso de eliminar.

En hogares donde se ha fumado tabaco regularmente a lo largo de muchos años, es probable que lo residuos del humo de tercera mano se hayan alojado en los materiales de toda la casa. Estos depósitos de contaminación pueden ser muy persistentes. Por ejemplo, se ha hallado humo de tercera mano en superficies años después de que se haya fumado el último cigarrillo. 

En un caso, después de que se mudó una persona que había fumado, se limpió la casa y permaneció vacía durante varios meses. Aún así, los niveles de humo de tercera mano encontrados en las superficies de la casa fueron similares a los hallados en casas de fumadores activos. 

En un segundo caso, una persona que durante toda su vida había fumado una cajetilla al día dejó de fumar con éxito. Más de cinco años después, los niveles de humo de tercera mano del mobiliario de su casa fueron iguales a los que se encuentran comúnmente en las casas de fumadores activos.

En un estudio reciente, se encontró humo de tercera mano en todos los departamentos analizados (220) con ocupantes no fumadores de departamentos en los que no se permitía fumar. De los departamentos analizados, casi el 10 % tenía niveles de humo de tercera mano en las superficies que fueron similares a los hallados en departamentos en los que las personas fumaban activamente en su interior. Los residuos tóxicos del humo de tercera mano se esparcen en todas partes y son persistentes. Aunque eliminar el humo de tercera mano existente puede representar un reto, a continuación se brindan algunos lineamientos de guía. Para prevenir la acumulación de humo de tercera mano en su hogar, no permita que nadie fume dentro, ni cerca de usted o en su vehículo.

Actualizado en agosto de 2022

Fuentes:

Matt GE, Quintana PJE, Hoh E, Zakarian J, Dodder NG, Record R., Hovell M, Mahabee-Gittens M, Padilla S, Markman L, Watanabe K, Novotny T, Persistent tobacco smoke residue in multiunit housing: Legacy of permissive indoor smoking policies and challenges in the implementation of smoking bans, Preventive Medicine Reports, Volume 18, 2020, 101088, ISSN 2211-3355, https://doi.org/10.1016/j.pmedr.2020.101088.

Matt GE, Quintana PJE., Hoh E, Zakarian J, Dodder N, Record R., Hovell M, Mahabee-Gittens M, Padilla S, Markman L, Watanabe K, Novotny T, Persistent tobacco smoke residue in multiunit housing: Legacy of permissive indoor smoking policies and challenges in the implementation of smoking bans, Preventive Medicine Reports, Volume 18, 2020, 101088, ISSN 2211-3355, https://doi.org/10.1016/j.pmedr.2020.101088.

Matt, GE, Quintana PJE., Hovell M, Chatfield D, Ma D, Romero R, Uribe A, Residual tobacco smoke pollution in used cars for sale: Air, dust, and surfaces, Nicotine & Tobacco Research, Volume 10, Issue 9, September 2008, Pages 1467–1475, https://doi.org/10.1080/14622200802279898.

Matt GE, Quintana PJE, Zakarian JM, Fortmann A, Chatfield D, Hoh E, Uribe A, Hovell M. When smokers move out and non-smokers move in: residential thirdhand smoke pollution and exposure, Tobacco Control, 2011;20:el, http://dx.doi.org/10.1136/tc.2010.037382.

Matt GE, Quintana PJE, Zakarian JM, Hoh E, Hovell M, Mahabee-Gittens M, Watanabe K, Datuin K, Vue C, Chatfield D. When smokers quit: exposure to nicotine and carcinogens persists from thirdhand smoke pollution, Tobacco Control, 2017;26:548-556, http://dx.doi.org/10.1136/tobaccocontrol-2016-053119.

El humo de tercera mano son los residuos químicos procedentes del humo del tabaco. También se le llama "residuos del humo del cigarro" u "olor del humo del cigarro". Las sustancias químicas del humo de tercera mano son tóxicas para los seres humanos, sobre todo para los niños. El humo de tercera mano puede permanecer durante años en el polvo y en las superficies de la casa. También puede quedarse incrustado en las alfombras, muebles, ropa y materiales de construcción. Es difícil y costoso de eliminar.

Los bebés y los niños pequeños tienen el mayor riesgo de exposición al humo de tercera mano. Estas son algunas medidas que usted puede adoptar para minimizar la exposición tanto en su casa como en el vehículo:

En casa:

Asegúrese de que los espacios interiores en los que esté su hijo estén absolutamente libres de humo.

 

  • Eso significa no fumar cigarrillos, cigarros, pipas, puros, cigarros electrónicos ni marihuana en ningún momento en su casa ni en cualquier otro lugar en la que su hijo pase tiempo. Esto incluye las casas de amigos y familiares, hoteles, restaurantes y lugares de entretenimiento y parques infantiles.
  • Recuerde que el humo puede colarse en su casa, así que no permita que nadie fume en el exterior cerca de puertas, ventanas y sistemas de ventilación.
  • Al alquilar un apartamento o comprar una nueva vivienda, haga preguntas sobre el consumo de cigarrillos, cigarros, cigarros electrónicos y marihuana por parte de los residentes anteriores. Incluya la información obtenida en su proceso de decisión general.
  • Antes de comprar algo usado, como muebles o ropa, pregunte sobre el consumo de cigarrillos, cigarros, cigarros electrónicos y marihuana por parte de los dueños anteriores. Si no puede obtener esa información, téngalo en cuenta en su decisión de compra.


Asegúrese de que los adultos que pasan tiempo con su hijo no fumen, especialmente el personal de la guardería. 

 

  • Si las personas fuman, los residuos del humo de tercera mano se impregnan en su ropa, manos, rostro, cuerpo y cabello.
  • Pida a las personas que fuman que se laven las manos, se bañen y cambien de ropa antes de estar en contacto con su hijo.  



El humo de tercera mano de los espacios interiores puede ser difícil de eliminar, sobre todo si se fumó ahí durante mucho tiempo. Dependiendo del tamaño del residuo de contaminantes, puede ser necesario realizar una remodelación completa. Si no puede evitar que su hijo pase tiempo en una vivienda que pueda contener humo de tercera mano, hay algunas medidas que puede adoptar para reducir la exposición.

Consejos para reducir la exposición de su hijo si cree que un espacio interior está contaminado con humo de tercera mano.

  • Las personas que fuman pueden cagar residuos de tabaco a su casa en su piel, cabello y ropa, incluso si siempre fuman afuera. Anímelos a bañarse y cambiarse de ropa al entrar después de fumar.
  • Si tiene cosas que provienen de la casa de un fumador, especialmente ropa, juguetes, alfombras o mantas, lávelas a conciencia o considere tirarlas. 
  • Puede reducir el humo de tercera mano en su casa (1) abriendo las ventanas para ventilar las habitaciones cada semana, (2) limpiando regularmente las superficies con una solución diluida de vinagre blanco, (3) quitando el polvo con frecuencia y (4) pasando todas las semanas la aspiradora con un filtro HEPA.
  • Limpiando regularmente las mantas, ropa de cama y juguetes de su hijo.


En el vehículo:

Asegúrese de que su hijo viaje en vehículos completamente libres de humo. 

  • No permita que nadie fume en su vehículo y tampoco deje que su hijo viaje con alguien que permita fumar en su vehículo. 
  • Si compra un vehículo usado, asegúrese de preguntar si los dueños anteriores fumaban en él. El humo de tercera mano es prácticamente imposible de eliminar de los vehículos.


Por desgracia, es prácticamente imposible eliminar el humo de tercera mano una vez que se ha incrustado en un vehículo. Incluso una limpieza agresiva no eliminará las sustancias químicas tóxicas del vehículo. Los niños pequeños son los que más riesgos tienen de exposición. Si no puede evitar que su hijo viaje en un vehículo que pueda contener humo de tercera mano, hay algunas medidas que puede adoptar para reducir la exposición.

Consejos para reducir la exposición de su hijo si cree que un vehículo está contaminado con humo tóxico de tercera mano:

 

  • Si su hijo se encuentra en un vehículo contaminado con humo de tercera mano, encienda el aire acondicionado con el «modo de aire del exterior». Asegúrese de que no se recircula el aire en el vehículo, este es a veces el modo predeterminado en los vehículos. Al traer aire del exterior en el vehículo con el aire acondicionado, reducirá la concentración de contaminantes de humo de tercera mano en el aire del vehículo.
  • No deje el asiento para el automóvil en el vehículo. Solo coloque el asiento de su hijo para el automóvil cuando lo vaya a utilizar. Cuanto menos tiempo esté el asiento para el automóvil en el vehículo, menos tiempo estará expuesto al humo tóxico de tercera mano.
  • Antes de colocar el asiento para el automóvil en el vehículo, ponga una toalla limpia debajo de él. La toalla actuará como barrera física entre la tapicería del vehículo, que contiene los contaminantes del humo de tercera mano, y el asiento para el automóvil limpio.
  • Cuando termine de utilizar el asiento para el automóvil, sáquelo y quite la toalla. Limpie el asiento para el automóvil con una solución diluida de vinagre y agua, y ponga la toalla en la ropa sucia.
  • Tanto como sea posible, limite el tiempo que su hijo pasa en el vehículo.
  • Ya que los niños pueden absorber el humo de tercera mano a través de la piel, es buena idea lavarle las manos y la cara a su hijo al bajar del vehículo.


La mejor forma de proteger a su hijo de la exposición al humo de tercera mano en un vehículo es (1) jamás viajar en vehículos en los que se haya fumado, (2) nunca dejar que fumen en su vehículo y (3) siempre pedir un vehículo de alquiler para no fumadores, y si huele olor a tabaco en el vehículo de alquiler, pida otro.

Actualización: septiembre de 2022

Fuentes:

Fortmann, A. L., R. A. Romero, M. Sklar, V. Pham, J. Zakarian, P. J. Quintana, D. Chatfield and G. E. Matt (2010). Residual tobacco smoke in used cars: futile efforts and persistent pollutants. Nicotine Tob Res 12(10): 1029-1036.

Jacob III P, Benowitz NL, Destaillats H, Gundel L, Hang B, Martins-Green M, Matt GE, Quintana PJ, Samet JM, Schick SF, Talbot P. Thirdhand smoke: new evidence, challenges, and future directions. Chemical research in toxicology. 2017 Jan 17;30(1):270-94.

Kassem NO, Daffa RM, Liles S, Jackson SR, Kassem NO, Younis MA, Mehta S, Chen M, Jacob P 3rd, Carmella SG, Chatfield DA, Benowitz NL, Matt GE, Hecht SS, Hovell MF.Children’s exposure to secondhand and thirdhand smoke carcinogens and toxicants in homes of hookah smokers. Nicotine Tob Res. 2014 Jul;16(7):961-75. doi: 10.1093/ntr/ntu016. Epub 2014 Mar 3.

Kelley ST, Liu W, Quintana PJE, Hoh E, Dodder NG, Mahabee-Gittens EM, Padilla S, Ogden S, Frenzel S, Sisk-Hackworth L, Matt GE. Altered microbiomes in thirdhand smoke-exposed children and their home environments. Pediatr Res. 2021. Epub 2021/03/04. doi: 10.1038/s41390-021-01400-1. PubMed PMID: 33654287.

Mahabee-Gittens EM, Merianos AL, Hoh E, Quintana PJE, Matt GE. Nicotine on children’s hands: limited protection of smoking bans and initial clinical findings. Tob Use Insights. 2019;12:1-6. PMID: 30728727; PMCID: PMC6351963.

Mahabee-Gittens EM, Merianos AL, Jandarov RA, Quintana PJE, Hoh E, Matt GE. Differential associations of hand nicotine and urinary cotinine with children’s exposure to tobacco smoke and clinical outcomes. Environ Res. 2021;202:111722. Epub 2021/07/24. doi: 10.1016/j.envres.2021.111722. PubMed PMID: 34297932.

Matt GE, Fortmann AL, Quintana PJ, Zakarian JM, Romero RA, Chatfield DA, Hoh E, Hovell MF. Towards smoke-free rental cars: an evaluation of voluntary smoking restrictions in California. Tobacco control. 2013 May 1;22(3):201-7.

Matt GE, Quintana PJ, Hovell MF, Bernert JT, Song S, Novianti N, Juarez T, Floro J, Gehrman C, Garcia M, Larson S. Households contaminated by environmental tobacco smoke: sources of infant exposures. Tob Control. 2004 Mar;13(1):29-37. PubMed PMID:14985592.

Matt GE, P. J. Quintana, M. F. Hovell, D. Chatfield, D. S. Ma, R. Romero and A. Uribe (2008). Residual tobacco smoke pollution in used cars for sale: air, dust, and surfaces. Nicotine Tob Res 10(9): 1467-1475.

Northrup TF, Matt GE, Hovell MF, Khan AM, Stotts AL. (2015).  Thirdhand smoke in the homes of medically fragile children: Assessing the impact of indoor smoking levels and smoking bans. Nicotine Tob Res.2016;18(5):1290-8. Epub: 2015 Aug 26. doi:10.1093/ntr/ntv174. PubMed PMID:26315474.

Northrup TF, Stotts AL, Suchting R, Matt GE, Quintana PJE, Khan AM, Green C, Klawans MR, Johnson M, Benowitz N, Jacob P, Hoh E, Hovell MF, Stewart CJ. Thirdhand smoke associations with the gut microbiomes of infants admitted to a neonatal intensive care unit: An observational study. Environ Res. 2021;197:111180. Epub 2021/04/19. doi: 10.1016/j.envres.2021.111180. PubMed PMID: 33865820; PMCID: PMC8187318.

El humo de tercera mano son los residuos químicos procedentes del humo del tabaco. También se le llama "residuos del humo del cigarro" u "olor del humo del cigarro". Las sustancias químicas del humo de tercera mano son tóxicas para los seres humanos, sobre todo para los niños. El humo de tercera mano puede permanecer durante años en el polvo y en las superficies de la casa. También puede quedarse incrustado en las alfombras, muebles, ropa y materiales de construcción. Es difícil y costoso de eliminar.

Cuando alguien que fuma afuera entra en un vehículo o casa, cargan el humo de tercera mano con ellos. A menudo olerán a humo de cigarro. Pero, incluso aunque no huelan, el humo de tercera mano puede estar en su ropa, piel, cabello e incluso en el aire que exhalan. Olemos el humo del cigarro cuando las sustancias del humo de tercera mano se liberan en el aire, un proceso conocido como liberación de gases residuales. Los receptores olfativos en nuestra nariz reconocen algunas de estas sustancias químicas en el aire y nuestro cerebro nos indica que este es el olor desagradable del humo del cigarro.

Una vez que estos residuos del cigarro se traen al interior, tienen un efecto similar a cuando alguien fuma dentro del vehículo o casa. Los gases y partículas en los residuos del cigarro en las manos, ropa, piel y cabello del fumador se pueden transferir, impregnar y, en última instancia, quedarse incrustados en los materiales y objetos. En su casa, esto incluye las alfombras, paredes, muebles, mantas y juguetes. En su vehículo, esto incluye la tapicería de los asientos, el volante, las alfombrillas y el revestimiento del techo. Además, los gases y las partículas se pueden liberar en el aire y acumularse en el polvo. Como resultado, las personas y las mascotas pueden estar expuestas al humo de tercera mano, a pesar de que no se haya fumado cigarros en su vehículo o casa.

Para mantener los residuos tóxicos de los cigarros fuera de su casa, informe a sus familiares y amigos sobre el humo de tercera mano y ayúdelos a adoptar estas estrategias:

  1. Quitarse la ropa utilizada al fumar antes de entrar en la casa. Dejar la ropa fuera en la terraza o patio hasta que se pueda lavar. 
  2. Lavar todos los días la ropa utilizada al fumar para evitar la liberación de compuestos tóxicos en el aire.
  3. Siempre lavarse las manos y la cara cuidadosamente después de fumar.
  4. Siempre que sea posible, bañarse inmediatamente después de entrar en la casa después de fumar para eliminar los residuos del humo del cigarro del cabello y la piel. Si no es posible bañarse, lavarse a conciencia las manos y la cara. 

Para proteger su salud y la salud de los pasajeros en su vehículo, pida a los que han fumado que adopten estas estrategias antes de subirse a su vehículo:

  1. Lavarse las manos y la cara para eliminar los residuos del cigarro de la piel.
  2. Ponerse una camisa limpia.

Asegúrese de agradecerle por ayudarlo a protegerse y proteger a sus seres queridos del humo tóxico de tercera mano.

Actualización: septiembre de 2022

Fuentes:

Fortmann A L, Romero RA, Sklar RA, Pham V, Zakarian J, Quintana JP, Chatfield D, Matt GE. Residual tobacco smoke in used cars: futile efforts and persistent pollutants. Nicotine Tob Res. 2010;12(10):1029-36.

Licina D, Morrison GC, Bekö  G, Weshler CJ, Nazaroff W. Clothing-mediated exposures to chemicals and particles. Environ. Sci. Technol. 2019; 53(10):5559-5575

Matt G E, Romero R, Ma DS, Quintana JP, Hovell MF, Donohue M, Messer K, Salem S, Aguilar M, Boland J, Cullimore J, Crane M, Junker J, Tassainario P, Timmermann V, Wong K, Chatfield D. Tobacco use and asking prices of used cars: Prevalence, costs, and new opportunities for changing smoking behavior. Tob Induc Dis. 2008; Jul 31; 4(1):2. doi: 10.1186/1617-9625-4-2. 

Matt GE, Quintana PJ, Hovell MF, Chatfield D, Ma DS, Romero R, Uribe A. Residual tobacco smoke pollution in used cars for sale: air, dust, and surfaces. Nicotine Tob Res. 2008;10(9):1467-75. doi: 10.1080/14622200802279898. 

Matt GE, Quintana PJ, Zakarian JM, Fortmann AL, Chatfield DA, Hoh E, Uribe AM, Hovell MF. When smokers move out and non-smokers move in: Residential thirdhand smoke pollution and exposure. Tob Control. 2011; 20(1):e1.

Northrup TF, Stotts AL, Suchting R, et al. Thirdhand Smoke Contamination and Infant Nicotine Exposure in a Neonatal Intensive Care Unit: An Observational Study. Nicotine Tob Res. 2021;23(2):373-382.

Sheu R, Stönner C, Ditto J, Klüpfel T, Williams J, Gentner D. Human transport of thirdhand tobacco smoke: A prominent source of hazardous air pollutants into indoor nonsmoking environments. Science Advances. 2020; 6(10):eaay4109

Quintana PJ, Matt GE, Chatfield D, Zakarian JM, Fortmann AL, Hoh E. Wipe sampling for nicotine as a marker of thirdhand tobacco smoke contamination on surfaces in homes, cars, and hotels. Nicotine Tob Res. 2013;15(9):1555-63. doi: 10.1093/ntr/ntt014.

Question of the Week